martes, enero 05, 2010

2010

Ya llegó el 2010 y el 2009 se quedó atrás con todas sus crisis económicas y personales -que a veces no son mejores las unas que las otras.


Todo el mundo, entre los que me incluyo, manda mensajes de esos en los que dice que seguro que este nuevo año será mejor y todos seremos más felices y comeremos perdices y bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla.

¿Y para qué? Para que después cada uno sorteemos las cosas que nos caen encima como buenamente podamos.

No hay años malos ni buenos.

Sólo son malos si nosotros dejamos que sean.

Ahora lo único que tengo que hacer es grabarme esta frase a fuego en la frente y repetírmela como una salmodia minuto sí y minuto también.

5 comentarios:

Pilar Cabero dijo...

Tengamos esperanza. Seguro que este año es mejor.
Besitos

Ángeles Ibirika dijo...

Ana. Piensa en positivo. Todos los años tienen algo malo y algo bueno. Quedémonos con lo bueno, y atraigamos más cosas buenas. Los pensamientos positivos atraen cosas positivas.

Este año será genial porque nosotras queremos que lo sea. Ese sentimiento crea una coraza que nada dañino puede atravesar.

Un beso enorme, preciosa.

Olivia Ardey dijo...

Me encantaría poder decir (y creer) mensajes tan optimistas como los de Ángeles y Pilar, pero no sería yo.

Así que me tomo esa frase tuya como mantra de cabecera y, como tú, me la repetiré minuto sí, minuto también. Ya conoces mi naturaleza de tendencias al lado cenizo.

Y como favor personal, a ver si ideas una frase brillante que aleje la pereza y me convierta en una persona disciplinada... por favor.

Ánimo que todo tiene remedio, sólo es cuestión de dejar pasar el tiempo, que todo lo relativiza, ¿no?

eltauromquico dijo...

Solo son malas si nos las dejamos

Susana dijo...

Feliz Año Nuevo!

Free counter and web stats